• Intranet
  • Correo
  • Aspirante
  • Estudiante
  • Egresado
  • Docente - Colaborador |
  • Danza y movimiento imanes del bienestar

    Danza y movimiento imanes del bienestar

    La danza se define como el lenguaje que permite, a las diferentes culturas, representar su realidad, tradiciones y aprendizaje. Desde la neurociencia, se puntualiza como “la capacidad de interacción entre cuerpo y mente para transmitir emociones, en la que participan tanto el sistema nervioso autónomo como el somático” (Dale, Hyatt y Hollerman, 2007, p. 100).

    Es por ello que en la actualidad la danza y el movimiento corporal son catalogados como imanes para atraer el bienestar físico, emocional y psicológico, además de rescatar las tradiciones culturales, para el caso de la danza folclórica.

    Durante muchos siglos las diferentes expresiones dancísticas, han formado parte de la cotidianidad del ser humano; cada década, los géneros se reinventan dando vida a nuevas tendencias y permeando la realidad. En las Instituciones de educación superior, cada día es más común encontrar en las áreas de bienestar o extensión, espacios de formación en danza que buscan el desarrollo integral de la comunidad y contribuyen al bienestar.

    Entre los beneficios físicos que supone la práctica de la danza, siempre y cuando se realice de forma programada y constante, (mínimo 30 minutos, 3 veces por semana), están la estimulación de la circulación sanguínea, regulación de la tensión arterial, mejoramiento del equilibrio, aumento de la coordinación y activación de diferentes grupos musculares, entre otros.

    Los músculos y los huesos no son los únicos favorecidos ya que la práctica constante del movimiento corporal con ritmos y técnicas, aumenta la relajación y la energía; también permite descargar el estrés, favorecer el autoconocimiento, la exploración de nuevas experiencias y la potenciación de la capacidad expresiva generando, a quien la practica, una sensación de felicidad.

     

     

    Finalmente, al bailar, cualquier género dancístico, se forman hábitos y se fortalecen valores como responsabilidad, disciplina, compromiso, apertura social y capacidad de interrelación.

    X
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio Linkedin
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio PQRSF
    chat