• Intranet
  • Correo
  • Aspirante
  • Estudiante
  • Egresado
  • Docente - Colaborador |
  • Docente, miembro numerario de la Academia de Historia

    Docente, miembro numerario de la Academia de Historia

    “Llegar a ser miembro de número en una academia es el título más grande, porque permite ocupar cualquier cargo directivo”. Así describe Gustavo Altamar, docente de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Humanidades, el honor que le merece su nombramiento por parte de la Academia Colombiana de Historia, que este año cumplió 115 años de existencia.

    Desde hace 30 años, nuestro docente ha dedicado buena parte de sus estudios y trabajo al servicio de la Academia, órgano que propende por la conservación del patrimonio histórico y cultural de nuestro país. Para Altamar, “es el título más grande, ya que puedo llegar a ser presidente, secretario u ocupar cualquier cargo directivo. Para mí, es ganarme un premio supremamente especial en Colombia, porque fui elegido por la mayoría de la votación”.

    El trabajo desarrollado por nuestro docente en esta importante entidad es ‘ad honorem’, lo que exalta aún más su labor. Asimismo, este nuevo nombramiento es un reconocimiento al mérito, porque es necesario haber hecho publicaciones e investigaciones sobre la historia de Colombia para alcanzarlo. Es decir, es necesario ser un historiador comprometido con nuestro patrimonio histórico nacional.

    “Yo soy historiador de la Universidad Javeriana, he escrito varios libros, he trabajado en seminarios y gané dos concursos a nivel nacional. En el 92, me gané el concurso El Tiempo del Descubrimiento. Gracias a esto, logré ingresar a la Academia, y he llevado allí a estudiantes y docentes. Esa es la misión de la Academia: servir de puente con las instituciones educativas”, aseguró.

     

    Gustavo Altamar

    El profesor Altamar en una sesión de la Academia Colombiana de Historia

     

    Gustavo Altamar ha sido el puente entre la academia -de la que ahora será miembro de número- y los claustros de enseñanza como la Fundación Universitaria Los Libertadores y la Escuela Militar de Cadetes, lugares donde motiva el aprendizaje de nuestra historia y la importancia de recordarla.

    “Una de las responsabilidades que tengo es recuperar la enseñanza de la historia, que no se realiza desde 1985. Mi propuesta es que se reformen los lineamientos curriculares que tiene el Ministerio de Educación Nacional en Ciencias Sociales. De acuerdo a la edad de los estudiantes, se impartirían los temas de historia de Colombia”, afirmó Altamar sobre su labor a futuro.

    Nos llena de orgullo el trabajo del profesor Altamar y este nombramiento, que destaca su arduo esfuerzo en favor de la conservación de nuestra memoria histórica.

    X
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio Linkedin
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio PQRSF