• Intranet
  • Correo
  • Aspirante
  • Estudiante
  • Egresado
  • Docente - Colaborador |
  • El ‘profe’ Eduardo Di Ridolfo, la historia de un venezolano en Los Libertadores

    El ‘profe’ Eduardo Di Ridolfo, la historia de un venezolano en Los Libertadores

    El día que llegó a Colombia sintió la incertidumbre propia de una nueva etapa del camino, como en las mejores películas, ese era su ‘punto giro’. Bogotá lo recibió con el frío e inmensidad de una metrópoli y él, oriundo de una ciudad pequeña, se sintió abrumado. Venía a estudiar su maestría y en busca de una nueva experiencia.

    Cada cierto tiempo, la nostalgia por sus familiares y amigos lo invadía, pero la aventura de vivir en el “país de las oportunidades”, como él mismo lo describe, era más fuerte. Disfrutaba de la oferta cultural de la capital, el teatro y la cuentería de la Candelaria le encantaban y aprendió a conocer el arte colombiano a través de las expresiones multiétnicas que se mezclan en el conocido plan del ‘septimazo’.

    Después de terminar sus estudios, la situación se puso difícil en su patria, en cambio, en la tierra del café, necesitaban un profesor de inglés, la vida le fue dando señales, así que decidió quedarse. Sin darse cuenta, sus compañeros de estudio y de trabajo se habían convertido en su familia y la cotidianidad del día a día, le fue dando un hogar.

    Ya han pasado 15 años, que se fueron “en un abrir y cerrar de ojos” y, sin embargo, de vez en cuando recuerda su infancia en Mérida, una ciudad cosmopolita y turística rodeada por las majestuosas montañas de los andes venezolanos. En ese lugar mágico, una joven española encontraría el amor de su vida en un muchacho italiano que llegó a buscar fortuna después de la guerra. Así empezó la familia Di Ridolfo.

    Hijo de extranjeros, heredó el amor por la pintura de su madre y la pasión por la lectura de su padre. Con tan solo 7 años, aún está en su memoria contestar: ¡profesor! a la pregunta, ¿qué quieres ser cuando seas grande? En el colegio, sus materias predilectas eran las humanidades: historia, sociales, idiomas y geografía.

    Su adolescencia estuvo acompañada de libros y grandes autores, en esa etapa se enamoró de los escritos de Egar Allan Poe, a tal punto que cuando terminó el bachillerato, decidió estudiar legua y literatura.

    Venezuela está en su recuerdo como el país de los amigos, esa nación próspera llena de inmigrantes donde “todos eran bienvenidos y las diferencias, en vez de dividirnos, nos unían”, afirma. Por ese motivo le duele todo lo que pasa actualmente en su tierra, un poco desconocida, después de tantos años.

     

    En Los Libertadores, Eduardo fue el primer docente tiempo completo del Departamento de Idiomas; ha visto crecer la Institución y destaca la calidad académica que se mantiene a lo largo de los años. Su relación con los estudiantes es sencilla y cercana, asegura que todos los jóvenes tienen algo para enseñarle.

    Más allá de su oficio de profesor de inglés, Eduardo es en esencia un artista, le gusta pintar y lo conmueven las obras surrealistas. Aunque luce bastante tranquilo y conservador, el Metal es la música que le mueve el alma, sobre todo el clásico de inicios de los ochentas.

    El ‘profe’ Di Ridolfo tiene un inmenso amor y agradecimiento con Colombia, “un país que me ha dado todo a manos llenas”, afirma. Además, considera que una manera de retribuir a esta tierra todo lo recibido es formar a los mejores colombianos, a los colombianos bilingües del siglo XXI. Ese es su mejor logro y satisfacción.

    X
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio Linkedin
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio PQRSF
    chat