• Intranet
  • Correo
  • Aspirante
  • Estudiante
  • Egresado
  • Docente - Colaborador |
  • El ‘profe’ Javier Mora

    El ‘profe’ Javier Mora

    Cuando Javier pasaba por una situación complicada, su mamá, nacida en el país de la samba -Brasil- le decía: “Hoje não foi um bom dia, mas amanhã será melhor” (Hoy no fue un buen día, pero mañana será mejor), animando al pequeño a no perder la esperanza.

    Su mamá, de espíritu alegre y tropical, le enseñó el amor por las plantas, lo agradecidas que son y cómo florecen cuando se sienten cómodas. Asimismo, le transmitió la idea de que la madre tierra ayuda a sacar las malas energías. Con ella aprendió a vivir armónicamente con la naturaleza y se desarrolló espiritualmente.

    Nació y creció en Bogotá, su papá hacía parte de la Armada Nacional y, como militar y marinero colombiano, recorría diferentes lugares de Sudamérica, llevándole aves de regalo a su hijo. Fue precisamente en uno de esos viajes a la región del Amazonas, en el que conoció a su futura esposa, Inés.

    En el colegio, le encantaban las artes y toda actividad que implicara trabajo manual. Al finalizar su bachillerato, junto con los estudiantes de su promoción y el profesor de Trigonometría, inició un proyecto de siembra de árboles en los jardines del plantel. Hoy en día, como reflejo de la semilla que dejó, es posible ver especímenes frondosos alrededor de su colegio.

    Porteriormente, escogió la carrera de Diseño Industrial por su vocación a las artes. En la Universidad Nacional, tuvo profesores de la talla de Ramiro Achury, un diseñador muy reconocido en el país, quien les dejaba copias en inglés, francés o alemán.

     

    Durante cinco años dirigió importantes proyectos en la compañía francesa Legrand. Después, la Universidad Nacional, en la sede Palmira, le ofreció dictar clases, siendo este su primer acercamiento con la docencia. Esa experiencia académica en el Valle del Cauca, le sirvió para conocer al profesor Cristian Dinculescu, un diseñador gráfico y artista plástico de origen rumano, que le enseñó la meditación Sahaja Yoga.

    La disciplina espiritual le cambió la vida: “la meditación me permitió conocerme a mí mismo, convertirme en mí propio maestro, ser testigo de mis situaciones personales y encontrar equilibrio y paz interior”, afirmó el ‘profe’ Javier.

    Gracias a la meditación, conoció a su esposa, Yongmei Jang, de origen chino, en un seminario internacional de Sahaja Yoga, en la ciudad de Nargol (India). Luego de unos meses de conversar por internet, tomaron la decisión de hacer su vida juntos en Colombia.

    Hace seis años, Javier comenzó a trabajar como docente del programa de Diseño Gráfico de la Fundación Universitaria Los Libertadores. En un principio dictaba materias relacionadas con diseño básico. Luego estuvo también a cargo de los procesos de prácticas y pasantías de los estudiantes y, actualmente, apoya el tema de egresados, además de sus labores académicas habituales.

    Sobre su oficio comentó: “La docencia hace parte del crecimiento profesional. No solamente se trata de tener algún conocimiento, sino de construirlo con personas más jóvenes, con mentes más abiertas. Además, no implica solamente la construcción del conocimiento, sino la formación de seres humanos. Es una vocación”.

    Aseguró que los jóvenes, como parte de su adolescencia, se alejan de sus padres y encuentran sus modelos en los profesores con quienes sienten mayor empatía. “Ser docente implica una gran responsabilidad: se está educando con el ejemplo”, señaló el ‘profe’ Javier.

    Sus amigos y colegas le dicen ‘Morita’, de cariño, y lo describen como una persona cálida, siempre dispuesta a servir. Debido a su cercanía en clase y sus rasgos físicos particulares, los estudiantes lo han caricaturizado como el personaje de un videojuego o el avatar de una aplicación, en más de una oportunidad.

    “Los Libertadores me ha dado la oportunidad de compartir con los estudiantes y aprender de mis compañeros. Solo tengo gratitud”, agregó.

    Gracias al importante trabajo que ha desempeñado en la Institución, en los años 2014 y 2015, el ‘profe’ Javier obtuvo la distinción a la Extensión y Proyección Social Antonio Nariño.

    X
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio Linkedin
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio PQRSF
    chat