• Intranet
  • Correo
  • Aspirante
  • Estudiante
  • Egresado
  • Docente - Colaborador |
  • Profe Rocío Venegas, un apoyo en el terremoto en México

    Profe Rocío Venegas, un apoyo en el terremoto en México

    En medio de un desastre natural como el ocurrido en México hace casi tres meses, las víctimas son el centro de atención de los equipos de rescate que se esfuerzan y sacrifican para socorrer a quienes lo necesitan. No obstante, pocas veces se piensa en atender la salud mental de los socorristas. Fue precisamente este equipo de apoyo el que recibió la ayuda de nuestra profe Rocío, quien viajó a México para prestar su servicio como psicoterapeuta.

    Desde el año 2000, Derly Rocío Venegas, docente de la Facultad de Psicología, hace parte de la Organización Panamericana para la Salud (OPS), entidad de cooperación técnica que brinda apoyo específico con profesionales de distintas áreas como logística, saneamiento básico, medicina epidemiológica y todo lo que tiene que ver con la atención de una emergencia. La OPS capacitó a Rocío para atender la salud mental de las víctimas en desastres naturales y desplazamiento forzado desde el año 2000 y ahora ella es parte de este equipo internacional.

    Nuestra profesora fue convocada por la OPS para atender al equipo técnico de los gobiernos municipales de lugares como Ciudad de México, el Estado de Morelos, Puebla y Chiapas, afectados por el terremoto.

    “Los socorristas que hacen tareas de auxilio en la emergencia con jornadas largas y difíciles por lo que no han podido ver a sus familiares ni han solucionado sus propias preocupaciones. Ellos también se afectan. Mi contacto fue con los equipos técnicos que ya tenían cansancio y altos niveles de ansiedad. Hicimos terapias grupales donde manifestaron sus emociones, sus cargas y eso ayuda mucho a que todo se equilibre”, expresó Rocío al recordar su primera experiencia de apoyo con la OPS a nivel internacional.

     

    Derly Rocío Venegas

    Derly Rocío Venegas, orgullo libertador.

     

    Después de pasar las primeras etapas de una tragedia como esta, la denominada tercera fase atiende los procesos de asimilación a mediano y largo plazo. Estos incluyen, para las víctimas, pensar en dónde vivir, cómo recuperar el trabajo, vivienda entre otros. Es en este momento que suelen suceder riesgos psicosociales de la población por la ansiedad frente al futuro o los duelos.

    “Yo fui después de un mes del evento y aún quedaba mucha emocionalidad que debía ser tratada. Fue conmovedor, porque demanda comprender esa vulnerabilidad la que deben afrontar en una situación como esa. Hoy estamos vivos, pero no sabemos si seremos víctimas de algo como lo que conmovió a México, eso te mueve la existencia”, argumentó Rocío.

    Nuestra docente empezó su labor con la OPS en procesos de desplazamiento forzado y estuvo 11 años trabajando en esta demandante labor. Segú relata, la experiencia es altamente conmovedora, porque exige preguntarse qué significa perderlo todo repentinamente y tener que enfrentarse otra vez al mundo, pero sin nada.

    “Las emergencias te confrontan con la vulnerabilidad de nuestra humanidad más simple, las personas siempre muestran una gran capacidad como sobrevivientes (…). Esto me conmueve y me enseña: aún en las más grandes adversidades, los seres humanos somos capaces de volver a empezar”, concluyó Rocío.

    X
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio Linkedin
    Facebook Twitter YouTuBe Instagram Google plus Email Online Radio PQRSF
    chat